Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por ella, usted acepta el uso de cookies.
Web Oficial
Free Wi-Fi
Mi reserva
RESERVAR
Mejor precio garantizado
RESERVA AHORA
+
Fecha
habitaciones
Adultos:
Niños:
2 habitaciones
* menores de 12 años
+ Añadir habitaciones
Código promoción
Fecha de la reserva
Adultos
Niños*
Habitación 1
x
Añadir habitación
Blog
Hotel Esquirol
Blog
En esta pestaña podrás encontrar todos los detalles y curiosidades de nuestro hotel.
21 /11/ 2018
Hotel Esquirol, un alojamiento acogedor, en un entorno único y familiar

El hotel ubicado en el municipio pirenaico de Llívia, ofrece todas las comodidades y servicios para disfrutar de una estancia en plena naturaleza.

En la falda de los picos más altos del Pirineo Oriental, nos encontramos con el Hotel Esquirol, situado en el pueblo gerundense de Llívia, antigua capital de la comarca de la Cerdanya, a tan sólo 2km de la frontera francesa.

El hotel, propiedad de la familia Vidal, cuenta con un total de 20 habitaciones con una decoración cálida y funcional, y algunas de ellas ofrecen ‘maravillosas’ vistas de las montañas pirenaicas. “El Hotel Esquirol es un alojamiento acogedor y familiar, que ofrece un trato muy cercano y personalizado a nuestros huéspedes’, afirma Eduardo Vidal, gerente de hotel, que señala que esta temporada se ‘han adaptado 4 nuevas habitaciones familiares’, para dar respuesta a la demanda existente.

Uno de los valores añadidos del Hotel Esquirol, es su privilegiada situación, que permite disfrutar de una estancia de relax, naturaleza y tranquilidad, en un entorno ideal para la práctica de los deportes de invierno. El alojamiento está muy bien comunicado con las estaciones de esquí españolas de Masella y La Molina, las estaciones francesas de Les Angles, Font Romeu, Formigueres o Cambre d’Aze, y la estación andorrana de Grandvalira, situadas en un ratio de 40km. “En el hotel aconsejamos de forma personalizada las mejores zonas para esquiar en función del tiempo y del estado de las pistas. Además ofrecemos a los clientes la posibilidad de adquirir el forfait en el propio alojamiento, y así poder evitar largas colas en la estación” comenta Vidal.

Por otra parte, el municipio de Llívia se convirtió desde el siglo XVII en un enclave español en territorio francés, lo que le ha conferido un especial atractivo turístico. Entre la oferta cultural y lúdica, destaca la visita al Museo Municipal, donde se pueden contemplar algunas de las piezas más emblemáticas de la famosa Farmacia Esteva de origen medieval, que es la más antigua que se ha conservado en Europa.

Restaurante Esquirol

El hotel, es uno de los pocos alojamientos de Llívia que cuenta con un servicio de restauración. El Restaurante Esquirol ofrece un amplio menú diario y de fin de semana, donde poder degustar platos típicos de la zona, como el Trinxat de la Cerdanya, especialidades como el bacalao al horno gratinado con alioli, así como deliciosas pizzas y hamburguesas. “Nuestros huéspedes, sobre todo las familias con niños, agradecen el poder cenar en el restaurante, y no tener que desplazarse para comer alguna cosa”, concluye el gerente del hotel. Además, el servicio de bar con chimenea es un lugar ideal para tomar un refresco o una copa, antes de la cena.
17 /01/ 2019
La Cerdanya, territorio ideal para los deportes de invierno

La Cerdanya ofrece durante todo el año multitud de actividades para realizar con familia y amigos, que se multiplican en la estación invernal.

Con la llegada del invierno, La Cerdanya se convierte en una de las grandes referentes de los deportes invernales. El territorio situado en uno de los valles más anchos de Europa, goza de una orientación muy particular de este a oeste, que le permite disfrutar de más de 3.000 horas de sol al año, convirtiendo la comarca en un paraje ideal para la práctica de actividades de nieve. Durante el invierno se puede practicar tanto esquí alpino como nórdico, o bien hacer excursiones con raquetas de nieve o esquís de montaña.

La Cerdanya es una de las zonas pirenaicas que reúne la mayor oferta y variedad de estaciones de esquí, con más de 500 quilómetros de pistas, que se reparten por el territorio y su área de influencia en España, Francia y Andorra. Destacan las estaciones de esquí españolas de Masella y La Molina; las estaciones francesas de Font Romeu, Les Angles, Porté Puymorens o Cambre d’Aze, o la estación andorrana de Grandvalira.

Uno de los establecimientos más bien comunicados con todas estas estaciones es el Hotel Esquirol, ubicado en el municipio de Llívia, que goza de una privilegiada situación para la práctica de los deportes de invierno. El alojamiento acogedor y familiar, cuenta con un espacio reservado para que los huéspedes puedan guardar sus esquís o los equipos de nieve. Además aconseja de forma personalizada las mejores zonas para esquiar en función del tiempo y del estado de las pistas. ‘Uno de los servicios que más agradecen nuestros clientes es la posibilidad de adquirir el forfait en el propio hotel. De esta manera evitan tener que hacer largas colas en la estación, y pueden disfrutar de una completa jornada de esquí’, afirma Eduardo Vidal, gerente del hotel.

El alojamiento hotelero apoya el deporte de base a través del patrocino de la Escola d’Esquí de Llívia, la opción ideal para que los más pequeños de la casa mejoren la técnica del esquí con profesionales titulados en las diferentes modalidades de deportes de invierno. Los alumnos realizan entrenamientos y reciclajes para mantener dicha técnica y metodología actualizada con la evolución de su especialidad.
04 /02/ 2019
El Trinxat de la Cerdanya, una joya de la gastronomía ceretana

La gastronomía de la Cerdanya se caracteriza por una gran variedad de productos autóctonos, gracias a su privilegiada situación geográfica, marcada por su naturaleza de meseta montañosa, con un clima alpino y una tradición de ganadería, principalmente de vacas y ovejas. Su cocina es variada, con platos típicos y tradicionales provenientes del huerto, la caza, las aves o la ganadería, propios de cada época del año.

Una de las materias primas más destacadas de su gastronomía es la col de invierno, que tiene dos variedades, de hoja lisa o rizada. Su particularidad es la resistencia a condiciones extremas de frio. La recolección se lleva a cabo desde mediados de diciembre hasta finales de invierno. Precisamente dicha col es uno de los ingredientes estrella de uno de los platos más típico de la Cerdanya, el Trinxat, elaborado con una base de col, patata y tocino, cuya receta se remonta al siglo XV.

Restaurant Esquirol

La comarca cuenta con cerca de 280 restaurantes que elaboran el Trinxat de La Cerdanya y otros platos para satisfacer la gran variedad de gustos de sus visitantes. Uno de ellos es el Restaurant Esquirol, ubicado en Llívia, que ofrece un amplio menú diario y de fin de semana, donde poder degustar platos típicos de la zona, siendo el Trinxat una de sus especialidades. ‘Uno de los mejores planes cuando llega la temporada invernal es disfrutar de las infinitas estaciones de esquí de la zona, y reponer fuerzas con platos contundentes y calientes para que nuestros huéspedes entren en calor y puedan recuperar las energías gastadas después del ejercicio. En este sentido el Trinxat, es uno de los platos más solicitados en nuestra carta durante todo el año, ya que pese a ser un plato calorífico que ayuda a combatir las bajas temperaturas en invierno, también puede degustarse durante los 365 días del año’, afirma Eduardo Vidal, gerente del Hotel Esquirol, uno de los pocos alojamientos de Llívia que cuenta con un servicio de restauración. Uno de los valores añadidos del hotel, es su privilegiada situación, que permite disfrutar de una estancia de relax, naturaleza y tranquilidad, en un entorno ideal para la práctica de los deportes de invierno.
01 /03/ 2019
La Cerdanya, un destino familiar ideal para disfrutar de la temporada invernal

La Cerdanya ofrece durante la estación invernal un gran número de actividades para realizar en familia. El Hotel Esquirol de Llivia propone algunas de las más destacadas.

El territorio, situado en uno de los valles más amplios de Europa, cuenta con un amplio abanico de propuestas para realizar durante esta época del año con los más pequeños de la casa. La comarca es un paraje ideal para la práctica de las actividades de nieve, ya que es una de las zonas pirenaicas que reúne la mayor oferta y variedad de estaciones de esquí, con más de 500 kilómetros de pistas.

Uno de los establecimientos turísticos más bien comunicados con todas estas estaciones es el Hotel Esquirol, ubicado en Llívia. El hotel es el punto de partida ideal para esquiar o visitar la zona. ‘*Desde el hotel, en un ratio de 40km, las familias pueden desplazarse a las estaciones de Masella, La Molina, Les Angles, Font Romeu o Grandvalira, donde los más pequeños podrán iniciarse en el esquí o disfrutar del descenso con trineos. En el hotel aconsejamos de forma personalizada las mejores estaciones para esquiar en función del tiempo y el estado de las pistas. Además, ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de adquirir el forfet en el propio hotel, para evitar tener que hacer largas colas en la estación’, *señala Edu Vidal, gerente del Hotel Esquirol.

Otra actividad recomendable para toda la familia, es visitar el Parque de Animales de Les Angles, situado al pie de las pistas de Pla del Mir, a 1.800 metros de altitud. En él, los más pequeños de la casa, pueden familiarizarse en un entorno nevado con los grandes animales salvajes de los Pirineos (osos, ciervos, cabras montesas, o renos), que habitan en semilibertad.

Si por el contrario quieres hacer deporte en familia, una opción muy divertida es la Pista de Gel de Puigcerdà, situada a pocos minutos del Hotel Esquirol, donde pequeños y grandes disfrutaran deslizándose sobre el hielo.

Para los que no quieran moverse de Llívia, el municipio cuenta con el Parc de Sant Guillem, de gran extensión y con módulo de juego y propuestas para niños de todas las edades incluyendo una zona de skate. El parque cuenta además con un bar-terraza y un área para hacer barbacoas y picnics.

Al llegar la noche, el Hotel Esquirol ofrece un amplio menú nocturno, donde las familias con niños pueden disfrutar de deliciosas pizzas, hamburguesas y platos combinados sin tener que desplazarse. El alojamiento cuenta con un total de 20 habitaciones, algunas de ellas con magníficas vistas a las montañas pirenaicas. ‘*Esta temporada hemos adaptado 4 nuevas habitaciones familiares, para dar respuesta a la demanda existente’*, concluye Vidal.